De profesión crítica sentimental

Me llamo Wendy, tengo 29 años y llevo 1.112 días soltera. 1.112 días que empiezan a ser fuente de controversia familiar y de inspiración a toda una serie de casamenteros psicópatas que, además de querer poner remedio a mi situación, intentan reconfortar mi consabida pena -consabida por ellos porque desde luego que yo no siento pena ninguna -con frases tan lamentables como “cuando menos te lo esperes, llegará el hombre de tu vida”. A todo esto, el muy señor mío debe haberse perdido por el camino, por lo que he pensado que era mejor entretenerme con alguno de sus congéneres con el fin de estudiar, y recalco aquí la intención sociológica del experimento, una especie que se presenta ante nosotros con la simplicidad más absoluta cuando en realidad esconden tras de sí la mente más retorcida e insana nunca antes vista.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Y los sueños, sueños son.

Dicen que la distancia hace el olvido pero ¿cuánta distancia es necesaria para que desaparezcas de mi sueños? Creo que mi orgullo ha dejado de quererte, digamos que estoy aprendiendo a vivir con la idea de que la decisión que un día tomé es la correcta pero ¡maldita sea! sal de mis sueños, ya no estás invitado a estar cada noche junto a mí en la cama.

Ya no quiero estar a tu lado, sólo quiero pasar página de una vez y dejar de escuchar tu voz al otro lado del teléfono. Y escribo esto porque sé que, a pesar de todo, me sigues leyendo. No te voy a querer eternamente, el tiempo lo cura todo, pero no necesito tener a nadie a mi lado para olvidar lo mucho que un día te quise, porque cuanto más te dejo de querer, más me quiero a mí misma.


PD: Laura, cap cançó no seria més apropiada. T'estimo molt i t'enyoro.


1 comentario:

  1. uooo me encanta "cuando mas te dejo de querer, más me quiero a mi misma"
    besoooo
    MIriam

    ResponderEliminar