De profesión crítica sentimental

Me llamo Wendy, tengo 29 años y llevo 1.112 días soltera. 1.112 días que empiezan a ser fuente de controversia familiar y de inspiración a toda una serie de casamenteros psicópatas que, además de querer poner remedio a mi situación, intentan reconfortar mi consabida pena -consabida por ellos porque desde luego que yo no siento pena ninguna -con frases tan lamentables como “cuando menos te lo esperes, llegará el hombre de tu vida”. A todo esto, el muy señor mío debe haberse perdido por el camino, por lo que he pensado que era mejor entretenerme con alguno de sus congéneres con el fin de estudiar, y recalco aquí la intención sociológica del experimento, una especie que se presenta ante nosotros con la simplicidad más absoluta cuando en realidad esconden tras de sí la mente más retorcida e insana nunca antes vista.

viernes, 13 de agosto de 2010

Un día de agosto más

¡Por dios, que aburrimiento! Agosto se me está haciendo largo y tedioso... A pesar de que estoy de vacaciones, mi cruzada contra la metereología me ha dejado fuera de juego: no sale el sol ni a tiros y estos bochornosos días nublados me provocan jaqueca (yo no tengo dolores de cabeza, tengo jaquecas, que suena mucho más cool, como esas mujeres alcoholizadas, atabiadas con su bata de guatiné que fuman con boquilla larga).
Total, que los días pasan sin más, igual que sus respectivas noches pero incluso los días largos y aburridos como estos me brindan escenas que esbozan en mi cara una tímida sonrisa. Como el show que ha decidido regalarme un chatarrero rumano en un paso de cebra, donde me he tenido que parar con la moto. Yo, que iba ataviada con mis shorts vaqueros, me he quedado atónita cuando el susodicho ha decidido arremangarse sus andrajosos pantalones, a modo de shorts, y menear las caderas a escasos metros de mí cual exótica Shakira con el dichoso Waka Waka.

A todo esto mi futuro marido, que vive ajeno a este desposorio (aún no he creído conveniente decirle que nos vamos a casar - de hecho creo que no sabe ni cómo me llamo...), se ha despedido hasta septiembre porque se va de vacaciones... ¿Y ahora qué hago yo? ¿Quién me va a dar las clases de spinning? jops.. menos mal que el lunes me voy a Ibiza y me olvido del mundo y de mí. ¡Que hartura de agosto! Por dios, actualicen el Facebook desde sus lugares de vacaciones, que nos aburrimos los que quedamos en la ciudad.

4 comentarios:

  1. Cuanta razon neni,
    genteeeeee actualizar los feisbussss
    que esto es muuuu aburrido jajajaja
    Besitos precisoa

    ResponderEliminar
  2. "aun no he creido conveniente decirle que nos vamos a casar"
    me encanta tus historias, voy a decirle a jordi labanda q te las ilustre. Joaquin Sabina a tu lado me empieza a parecer un aficionado.
    muak
    MIRIAM

    ResponderEliminar
  3. Compararme con el magnánime Sabina too much, querida!! q bonito comentario!!!

    ResponderEliminar
  4. esto lo escribes tu??? chica eres una artista!!! me gusta mucho tambien me siento asi en este mes de agosto jejje para tu consuelo pero yo no me voy a Ibiza locomia.. sino que me voy más cerca a Pontons (vilafranca del Penedes)con la mami, la sobrina y las gossetes que mejor compañia que la de todas ellas!!! .Muaks soy Rosa la de Friky jejej

    ResponderEliminar