De profesión crítica sentimental

Me llamo Wendy, tengo 29 años y llevo 1.112 días soltera. 1.112 días que empiezan a ser fuente de controversia familiar y de inspiración a toda una serie de casamenteros psicópatas que, además de querer poner remedio a mi situación, intentan reconfortar mi consabida pena -consabida por ellos porque desde luego que yo no siento pena ninguna -con frases tan lamentables como “cuando menos te lo esperes, llegará el hombre de tu vida”. A todo esto, el muy señor mío debe haberse perdido por el camino, por lo que he pensado que era mejor entretenerme con alguno de sus congéneres con el fin de estudiar, y recalco aquí la intención sociológica del experimento, una especie que se presenta ante nosotros con la simplicidad más absoluta cuando en realidad esconden tras de sí la mente más retorcida e insana nunca antes vista.

domingo, 7 de febrero de 2010

El árbol es mío

No os podéis hacer ni la más mínima idea de lo que supone sacar a pasear a dos perros alpha, protectores de una manada que, aunque imaginaria, es el gran baluarte de sus respectivas masculinidades. Y es que he visto en su comportamiento y en su lucha por la dominación el sencillo modus operandi de todos los hombres que pisan sobre la faz de la tierra. ¿Tú te meas aquí? Pues yo meo otra vez. ¿Que vuelves a mear? Pues toma, meo encima de donde has meado. Y así he contado hasta 4 meadas sin sentido que me ha llevado a hacer malabarismos con las correas aún a riesgo de estrangularme a mí misma entre tanto estrés canino.

Pero la dominación entre machos traspasa las especies y toca de pleno al género humano, incapaz de luchar por lo que quiere y ensimismado en seguir mirándose su propio ombligo.

Yo, entretanto, sólo puedo decir que he perdido, aunque nadie me puede acusar de no haber luchado. Nunca meé en un árbol para fortalecer mi hegemonía, quizás ese fue mi error... A veces las mujeres buscamos complicaciones y nos perdemos en la simplicidad de una vida dominada por machos alphas en búsqueda de un árbol al que regar.


1 comentario:

  1. Hola!

    Por caprichos de la blogosfera he acabado en tu blog y la verdad es que me alegro de ello. :)

    He visto esta entrada y no veas lo identificado que me puedo llegar a sentir contigo en cuanto al tema "perros, paseo y correas", bueno yo ya lo tengo más que dominado pero aún así me identifico.

    Veo, o intuyo que tienes ¿dos? carlinos?

    Yo actualmente tengo 3, un macho y 2 hembras.
    Pero años atrás tenía 4, 2 machos y 2 hembras, además de un shih-tzu, con lo cual te comprendo perfectamente.. destrenzar correas, imponer orden, y controlar 5 perros sueltos al mismo tiempo por un parque, XDD

    En casa hace años se me han llegado a juntar 13 carlinos entre adultos y cachorros, así que imaginate.. :)

    Aquí te dejo el enlace a una entrada sobre mis carlinos en mi blog;

    http://esprimere-in-un-foglio-i-sensi-miei.blogspot.com/2009/02/el-carlino-una-maravillosa-raza-canina.html

    En fín, que me alegro de haber pasado por tu blog.

    Un saludo!

    ResponderEliminar