De profesión crítica sentimental

Me llamo Wendy, tengo 29 años y llevo 1.112 días soltera. 1.112 días que empiezan a ser fuente de controversia familiar y de inspiración a toda una serie de casamenteros psicópatas que, además de querer poner remedio a mi situación, intentan reconfortar mi consabida pena -consabida por ellos porque desde luego que yo no siento pena ninguna -con frases tan lamentables como “cuando menos te lo esperes, llegará el hombre de tu vida”. A todo esto, el muy señor mío debe haberse perdido por el camino, por lo que he pensado que era mejor entretenerme con alguno de sus congéneres con el fin de estudiar, y recalco aquí la intención sociológica del experimento, una especie que se presenta ante nosotros con la simplicidad más absoluta cuando en realidad esconden tras de sí la mente más retorcida e insana nunca antes vista.

viernes, 5 de febrero de 2010

Como me encuentre a San Valentín, me lo cargo

Así de contundente me he levantado esta mañana: Como me encuentre a San Valentín, me lo cargo. ¿A quién se le ocurriría canonizar a uno que va con flechas "del amor" dando por culo? No me malinterpreten, mi repugnancia por este día tan azucarado no se debe a mi nueva coyuntura, sino que he venido odiándolo toda mi vida. Además yo, que soy catalana, reivindico Sant Jordi como el día de los enamorados, pero reivindicaciones culturales a parte, la fiesta apesta y huele a consumismo puro y duro. 

Ayer, cuando volvía a casa en autobús (que fuerte me parece, nunca creí que diría algo así - la moto está pasando la revisión) me quedé muerta con la voz sensual que le han puesto a la grabación que te indica las paradas. Diagonal-Buenos Aires... Lo dice como si estuviera teniendo un orgasmo, lo juro... Bueno toda esta oratoria es para deciros que, mientras intentaba desconectar de este show pornográfico, empecé a pensar en todas las gilipolleces que se hacen en nombre de San Valentín. Para empezar, la saturación de emails promocionales que en nombre del susodicho intentan venderte cualquier producto que nada tiene que ver con el amor: vuelos, descuentos para restaurantes, packs de cosmética, etc. De verdad que estoy hasta el moño de leer asuntos que rezan: Enamórate con..., Disfruta del Amor por.. ¡Dios, que agonía, dejadme en paz! Que las flechas del amor de Karina y de Cupido ya huelen a naftalina recubierta de azúcar glas. ¡Qué asco! ¿no?

1 comentario:

  1. Donde ha quedado la voz de machote...

    - PROXMA ESTACION...

    y la voz de profesora de francés de la UB

    - MARIAAAAAAAAAAAAA CRISTINAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar