De profesión crítica sentimental

Me llamo Wendy, tengo 29 años y llevo 1.112 días soltera. 1.112 días que empiezan a ser fuente de controversia familiar y de inspiración a toda una serie de casamenteros psicópatas que, además de querer poner remedio a mi situación, intentan reconfortar mi consabida pena -consabida por ellos porque desde luego que yo no siento pena ninguna -con frases tan lamentables como “cuando menos te lo esperes, llegará el hombre de tu vida”. A todo esto, el muy señor mío debe haberse perdido por el camino, por lo que he pensado que era mejor entretenerme con alguno de sus congéneres con el fin de estudiar, y recalco aquí la intención sociológica del experimento, una especie que se presenta ante nosotros con la simplicidad más absoluta cuando en realidad esconden tras de sí la mente más retorcida e insana nunca antes vista.

viernes, 22 de enero de 2010

Ángel Malherido

Llevo años preparándome para luchar contra mi propio fantasma pero, pese a ello, ahora que ha llegado el combate final, siento el miedo del principiante que se expone por primera vez, desnudo, a un auditorio lleno de personas dispuestas a acabar con su reputación.

Tiempo y distancia, todo lo cura... aunque haya heridas que tardan en cicatrizar. Una vez leí una vieja fábula de un joven que se jactaba de tener el corazón más hermoso del mundo, impoluto y sin cicatrices. Un anciano le mostró que el corazón más bonito del mundo era el suyo, cubierto de cicatrices y hasta con trozos que le faltaban y otros que habían sido reemplazados por pedazos que no se encastraban perfectamente al lugar. Un conjunto de cicatrices y dolor que, sin embargo, no eran más que personas a las que había dado su amor. Algunas le habían correspondido, dándole al anciano un trozo de su corazón, otras le habían arrebatado una parte y le habían dejado los huecos que ahora el anciano lucía con orgullo. Eso era sin duda un corazón hermoso, ajado y maltrecho, por haber amado.

Así de malherido tengo el mío pero pese a ello me siento orgullosa porque he querido, amado, odiado y sentido, que al fin y al cabo es para lo que nos dotaron de uno.

Esta noche concierto de El Barrio, un poco de flamenco para ayudar a cicatrizar más rápido las heridas.

2 comentarios:

  1. Arriba mi nena!!!! Y lo que piense según quien tiene que resbalarte tanto tanto que te haga hasta gracia...
    un besitoooo

    ResponderEliminar
  2. wapa, sí q lo leí!!!!! pero no sé si es q no me acordaba o q no sabía q eras tú! jeje q mal!!! gracias tesoro!!

    ResponderEliminar