De profesión crítica sentimental

Me llamo Wendy, tengo 29 años y llevo 1.112 días soltera. 1.112 días que empiezan a ser fuente de controversia familiar y de inspiración a toda una serie de casamenteros psicópatas que, además de querer poner remedio a mi situación, intentan reconfortar mi consabida pena -consabida por ellos porque desde luego que yo no siento pena ninguna -con frases tan lamentables como “cuando menos te lo esperes, llegará el hombre de tu vida”. A todo esto, el muy señor mío debe haberse perdido por el camino, por lo que he pensado que era mejor entretenerme con alguno de sus congéneres con el fin de estudiar, y recalco aquí la intención sociológica del experimento, una especie que se presenta ante nosotros con la simplicidad más absoluta cuando en realidad esconden tras de sí la mente más retorcida e insana nunca antes vista.

martes, 22 de septiembre de 2009

Desde el respeto, a todos los feriantes


El post de hoy va dirigido a los feriantes que han desplegado sus bártulos en la esquina de mi casa. Empieza así:

Desde el respeto, a todos los feriantes que se han congregado en las fiestas del barrio dels Indians - El Congrés ( y yo pensando que vivía en la Sagrera), cambien la puta música. Odio el Reggeaton y todo lo que pueda sonar a ritmo latino discotequero con el que más que bailar, más de uno parece poseerse por el dios Baco y no dejar para la intimidad nada de su repugnante vida sexual.

Los que tratamos de llevar una vida normal, aunque circunstancialmente me halle recluída en mi casa por razones que ahora no vienen al caso, os pedimos que dejéis de dar la brasa con esa dichosa música que, lejos de aportarnos brío y alegría a nuestras vidas, está apunto de hacernos enloquecer. ¿Qué fue de las verbenas y de María Jesús y su acordeón? De las verbenas no sé, pero a la pobre María Jesús la vi en Callejeros amenizando las noches a los viejos del Imserso que van en cualquier época del año a Benidorm. Por cierto, menudo pollo se ha liado en el ayuntamiento de Benidorm. Esto de volver a conectar con la actualidad me tiene ojiplática. Mociones de censura, grandes hermanos agresivos, rusas con el acento almeriense más cerrado, transexuales delatados por su propia madre y, lo mejor de todo, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid que ya mismo sale haciendo exclusivas en La Noria hablando de la hija de Belén, que por respeto a la intimidad de la niña, si aún le queda algo, no vamos a decir su nombre. A todo esto, ¿a Ana Rosa le han quitado como 3 horas de programa? Por dios, echo de menos el auténtico Corrillo.  ¿Dónde está Lecquio? La tele ya no es lo que era, menos mal que hoy empieza Física o Química y una se puede alegrar la vista con Maxi Iglesias, Cabano para los del Zurbarán.

Bueno, y qué decir de esta devastadora imagen de Karmele Marchante comiéndose yogures en Sálvame. A los de Telecinco se les ha ido la pinza... Lo de las bragas con vibrador incorporado de esta tarde ya ha sido un delirio digno de un chute de algo acabado en pan.

Además de esta perplejidad mía con el devenir de la actualidad, me he encontrado hoy con una gran new en el Cuore (la de meses que no lo leía... eso es que me toca YA una visita a la pelu!): se está rodando la 2ª parte de la película de Sex & de City. Solo espero que mi repentina adicción a Gossip Girl, no me haga aborrecer a las que siempre fueron mis iconos en Manhattan.




Nota importante: los feriantes han dejado a la mulata a un lado para poner a Melody y sus gorilas. No sé si cortarme las venas o dejármelas crecer.. Por favor, Sálvameeeeeeeeeeeeeee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario